Reemplazaron su fiesta de bodas por un viaje a más de 20 países

13 Jul Category Aventura

Para la mayoría de los novios, organizar y disfrutar la fiesta de bodas es una parte muy importante del matrimonio. El poder compartir con amigos y familiares y disfrutar de la alegría de empezar una nueva familia con quien amas es un suceso muy especial y gratificante.


Sin embargo, no todos están de acuerdo con esto y prefieren invertir la potencialmente grande suma de dinero que la fiesta implica en otras cosas. Hay quienes ahorran y compran un auto o pagan un anticipo para una casa; en el caso de Bernardo y Natalia, una pareja de jóvenes brasileños, ese dinero fue a dar a algo mucho más emocionante.

Los nuevos esposos, apenas casados por lo civil, decidieron que pasarían los primeros 5 meses de sus vidas como marido y mujer viajando por el mundo. Fue así que iniciaron un viaje que los llevó por 21 países del mundo, no sólo por Sudamérica, sino también por Europa y Asia.


“Estuvimos conviviendo las 24 horas del día por cinco meses; aprendimos que cada día debía ser un consenso. Hicimos amigos y conocimos gente que estaba viajando igual que nosotros, en pareja. También aprendimos a disminuir nuestra ansiedad, disfrutamos de cada lugar, de cada ciudad y país sin preocuparnos por nuestro próximo destino”

Esta pareja, que lleva siete años de relación, visitó países como Tailandia, Vietnam, Portugal, Italia, España, Francia, Chequia, Países bajos, entre otros.
Un viaje que nunca olvidaremos.


Conocimos la ciudad del amor <3



Los elefantes y su hermoso habitat.


Nos conectamos con la naturaleza.


A decir de ellos mismos, el viaje y las aventuras que disfrutaron al conocer diferentes culturas les enseñó a respetar las diferencias, conocer a otros viajeros, a manejar su ansiedad, valorar la familia y a los amigos; en conclusión, cambió su forma de ver la vida.


“El viaje nos hizo madurar y ser mucho más unidos. Llegamos a casa después de cinco meses de recolectar memorias, fotografías y diarios que guardaron nuestra increíble experiencia por el mundo”



No cabe duda que la experiencia de viajar, de conocer otras idiosincrasias y culturas, tiene la capacidad de enseñarnos mucho más que cualquier libro o escuela podría hacerlo. Vivir la experiencia cambió su vida y sin duda cambiaría la de cualquiera.


Y tú, ¿Estarías dispuesto a hacer lo mismo, a cambiar una fiesta de boda por un viaje por el mundo que nunca olvidarías?