Sin duda alguna la mejor compañía con la que se puede ir a la isla más feliz del mundo es con el amor de la vida. Al menos así lo viví yo, y siento que no pudo haber sido mejor.

La hermosa Jamaica es mucho más que atletas y reggae. Cuando descubrimos la belleza del país, con sus paraísos costeros, sus montañas verdes y su enorme riqueza cultural, entendemos de donde nace la “mística natural” a la que Marley le canta en uno de sus temas inolvidables.

Entre tantas playas y destinos lindos es difícil elegir un lugar donde quedarse en Jamaica. Muchos optarán por quedarse toda la estadía en un resort all inclusive de cara al Caribe. Pero los que quieran conocer a fondo los atractivos jamaiquinos (y disponen de al menos diez días), acá tienen un tour completo con los mejores lugares para conocer dando la vuelta a la isla.